viernes, 17 de junio de 2011

BLACKWOOD MANOR: Capítulo 5 (4/4)


Harriet tomó asiento cerca de los ventanales, y abrió la segunda carta que le había entregado Denisse. Había esperado que Sofía la dejara sola para leerla.
-        ¡Dios mío! ¡Pero si es Christine!- exclamó contenta.
Christine Fairmont era, sin lugar a dudas, la persona más bella y bondadosa que había conocido en el mundo, y además, era su mejor amiga. Su familia no era muy influyente, y aunque no eran convidados a los bailes más importantes, Clarisse siempre los tenía contabilizados entre sus primeros invitados. Su madre era mujer muy amable, y su padre, un hombre de bien, pero de escasos recursos, lo que sin lugar a dudas dificultaba su forma de vida.
La última vez que se habían visto, habían llorado una en brazos de la otra, resistiéndose a separarse. Harriet la había hecho jurar que le escribiría, ¡y ahí estaba! ¡Una carta de Christine!
Ansiosa, abrió el sobre, y desdobló el papel perfumado que había en el interior. Reconoció de inmediato la letra de su amiga: trazos largos, finos y levemente ladeados hacia la derecha. ¡Dios! ¡Cuánto la había echado de menos!

“Queridísima Harriet,
Seguramente a penas llevarás unos pocos días en Blackwood Manor cuando recibas esta carta, pero créeme, no he podido esperar más para escribirte. Te preguntarás si hay novedades en Londres. En realidad, todo sigue igual que siempre. Hemos visitado con frecuencia a tu abuela mi madre y yo. Ella es tan amable. ¡Hasta me ha convidado a acompañarla a Blackwood Manor cuando vaya a visitarte! He estado a punto  de decirle que sí, pero la salud de mi padre me retiene en Londres. Ha caído enfermo, y mi madre me necesita a su lado. Sé que me entenderás, y aunque no pueda ir a verte, prometo escribirte tan continuamente como pueda.”
“¿Qué más puedo decirte? ¡Oh! Algo que te interesará seguramente. Verás, he hecho algunas averiguaciones sobre Blackwood Manor y sus habitantes. ¿Sabías que Mr. Lawrence Wontherlann aún no debería ser el Conde de Blackwood? Su padre, Mr. Hubert Wontherlann, aún está vivo, pero renunció a su título antes de morir a favor de su único hijo. Dicen que tiene mansiones por toda Inglaterra, incluso en Londres, las que habita durante breves temporadas. Oí que es un excéntrico, que anda buscando una esposa y que ha viajado por todo el mundo. ¿Te imaginas lo que es eso? Debe tener una fortuna.”
“Respecto a Mr. Lawrence Wontherlann no hay mucho que decir. Es todo lo correcto que tu padre dijo que era, y al parecer, mucho más sensato y reposado que su padre. Pero no así su hijo, Adam Wontherlann, quien ha sido causante de múltiples murmuraciones y cotilleos entre los altos círculos de la sociedad londinense.”

Harriet sintió que el corazón le daba un salto dentro de su pecho. El hijo del Conde la intrigaba, y todo lo que tenía ese efecto sobre ella, acababa siendo objeto de inacabables investigaciones de su parte. Le parecía una extraña, y oportuna coincidencia, recibir una carta de Christinne aportando información al respecto.

“Te lo diré todo de una sola vez, quizás así resulte menos impactante: es un mujeriego, un hombre sin honor, cobarde, sin principios y un mentiroso. Son demasiados calificativos para un solo hombre, ¿no lo crees? Cuando lo oí, sentí escalofríos. Casi parece imposible que una sola persona sea tan abominable y ruin.”
Todo comenzó con las Pontmercy, ¿las recuerdas? La familia de Jenna, la flamante esposa del Lord Greg Judson. Su hermana mayor, Karinna, estuvo prometida con Adam Wontherlann. Faltaba un mes para que contrajeran matrimonio,  cuando el hijo del Conde rompió su compromiso. ¡Y la dejó embarazada, Harriet! Las malas lenguas, dicen que abusó también de sus otras tres hermanas, incluso de Jenna.
Lady March le dijo a tu abuela que el hijo que tiene actualmente Jenna es de Adam Wontherlann también, aunque no estoy segura de poder creer eso. Me parece demasiado horrible para ser cierto. ¿Crees que Lord Greg Judson se habría casado con ella de ser así? Su familia es muy quisquillosa, al respecto. Tú lo sabes. Y estoy segura de que, al tener conocimiento de la escandalosa ruptura de Karinna y Adam, tuvieron que haberse negado a celebrar el matrimonio entre su hijo Greg y Jenna. Nadie sabe qué los hizo cambiar de opinión, aunque hay quienes aseveran que Mr. Lawrence Wontherlann tuvo que interceder personalmente a favor de la pobre muchacha.
En realidad, nadie sabe por qué el hijo del conde dejó a Karinna. Algunos dicen que fue sólo un capricho, y que Adam, al saber que estaba embarazada, la repudió. En el mismo tiempo, Tracy Chadwick también lo denunció públicamente. Y también Liris Dogglenger.
¡Sólo imagínate, Harriet! ¡Se le acusa de engañar y robar la virginidad de seis jóvenes damas! Ese hombre debe ser realmente un desalmado. El más ruin de los hombres de esta tierra, sin lugar a dudas. Pero dime, ¿ya le has visto? ¿Cómo es físicamente? Deberás describírmelo en tu respuesta, y además, darme tu apreciación personal. No he conocido persona más intuitiva que tú, por eso me abstengo de advertirte sobre ese bellaco con el que compartes ahora casa.
¡Te extraño tanto, Harriet! ¡No sabes cuánto! Espero muy pronto volver verte, amiga. Mis padres te mandan muchos saludos, y yo, un cálido abrazo.

Christine Fairmont.


Harriet suspiró al acabar de leer la nota y suspiró. Christine…
Se preguntó si sería cierto lo que decían de Adam Wontherlann. ¿Por qué motivo había disuelto su compromiso con Karinna? La infidelidad podría justificar perfectamente una decisión tan drástica, pero de haber sido esa la razón, Adam y su padre se habrían encargado de hacerlo público. La sociedad entera habría reprobado la conducta de Karinna, y su familia entera hubiera caído en deshonra, quedando el apellido Wontherlann libre de todo carga y culpa.

"Pero no lo hicieron", meditó. "¿Quiere decir eso que Adam realmente la dejó embarazada y la repudió? ¿Y qué pasó con esa criatura? ¿Simplemente se desentendió de ella?"

Pensó en el joven, y el breve encuentro que habían tendido en la mesa durante el desayuno. Esa fría mirada de ojos azules la había inquietado, era cierto, pero jamás habría pensado que fuera un mujeriego. No había visto en su mirada lujuria, ni deseo, ni siquiera un poco de interés. Por un momento, incluso llegó a creer que la odiaba, lo que sin dudas resultaba absurdo, ya que no se conocían.
-      O quizás, es que no soy tan intuitiva y observadora como Christine cree- se dijo en voz alta.
Suspiró. Sólo el tiempo lo diría.

_._._._._._._._._
 

Los coches se acercaron por el camino adoquinado, hasta detenerse ante Blackwood Manor. Del primero de los coches bajó un joven hombre de estatura media y cabellos oscuros, que sin esperar a que bajara su acompañante, se acercó al imponente hombre que permanecía inmóvil y erguido en la entrada del hogar.
-        ¡Adam!- exclamó acercándose.
Los dos jóvenes se dieron un afectuoso abrazo, y se estrecharon las manos.
-        Kenneth, viejo amigo, qué gusto me da que estés aquí.

-        ¡Y lo mismo digo yo! ¿Quién hubiera dicho que nos encontraríamos aquí luego de tanto tiempo?- dijo.

-        Al fin llegas Kenneth- oyeron una voz familiar provenir desde el interior del hogar.
Felipe cruzó la entrada, y se dejó ver. Los dos hombres se saludaron con igual entusiasmo y calidez.
-        ¿Y dónde está Richard?- preguntó Kenneth-. ¿Y el bribón de Julián?

-        Seguramente no se han percatado de su llegada- dijo Adam-. En estos momentos, Julián debe encontrarse en su refugio, y Richard, en los jardines traseros, practicando tiros con un revolver.

-        ¿Con un revolver? ¿Richard?- preguntó Kenneth extrañado-. La última vez que lo vi... ¡bueno, ha sido hace mucho tiempo! Seguramente ya no es el adolescente que conocí en aquél entonces.

-        No, no lo es- aseguró Felipe.
Se acercó a los tres hombres otro joven de apariencia similar a Kenneth, al que, éste último, procedió a presentar de inmediato.
-        Este es mi primo, Lancelot Reynaldt. Se quedará una temporada en Blackwood Manor, y luego de irá a Chadburgh, a la casa de su abuelo materno- informó-. Kenneth, estos son Adam Wontherlann, hijo del conde de Blackwood, y Felipe Thograwn, hijo del duque de Rathmore de Norwich.

-        Un placer conocerte- se estrecharon la mano con Adam.

-        Lo mismo digo- contestó el joven.
Adam dirigió la mirada hacia el resto de los coches. De uno de ellos se había bajado Richard Richmond, un antiguo amigo de su padre y de la familia. Era médico, y además barón de Cannesville, pero prefería no hacer alusión a su título y simplemente ser tratado como doctor.
Del siguiente coche bajó una dama, de edad media y brillante cabello rojizo. Parecía recatada, y de buena familia. Su nombre era Deborah Prince, y según había oído decir a su padre, era soltera y de una familia modesta. Su trabajo en Blackwood Manor consistiría en servir de acompañante a las tres jóvenes primas Beckesey, a fin de evitar que su honra se vea menoscabada por encontrarse compartiendo el hogar con tantos hombres.
-        ¿Qué diablos…?- increpó, de pronto.

-        ¿Qué es lo que ocurre, Adam?- le preguntó Felipe al ver lo tenso que estaba.
Siguió la trayectoria de su mirada, hacia el último coche que se había detenido ante la mansión. De él había descendido un hombre de cabello recogido, gesto arrogante y mirada despectiva.
-        Maldita sea- condenó Kenneth en un murmullo-. ¿Es Dorian Fenwick? Pero, ¿qué es lo que hace ese bastardo aquí?
Felipe envió una cautelosa mirada a Adam, como si fuera un animal salvaje potencialmente peligroso. “No pierdas el control. Cálmate”, le dijo mentalmente. “No vayas a cometer una indiscreción”. Aunque no lo pareciera, su amigo era un hombre impulsivo, cuyas fuertes emociones sólo podían ser limitadas por el honor. Por lo que, si la promesa que había hecho dos años atrás no lograba detenerlo de agarrar a golpes a Fenwick ahí mismo, nada ni nadie lo haría.
Adam permaneció inmóvil, y aunque parecía calmado, sus puños cerrados y la expresión de su rostro lo delataban. Una ira ciega destellaba en sus ojos azules; una ira y un odio tan intensos, que de ser desatados acabarían consumiéndolo todo bajo su mortal fragor.
-          Ese infeliz no puede estar aquí- murmuró con frialdad.
Y sin decir nada más, se dio la media vuelta y entró a Blackwood Manor.
-          ¡Adam! ¿A dónde vas?- lo interrogó Felipe.
El joven no contestó, y siguió caminando con pasos seguros y rápidos. Necesitaba una explicación. Ese bastardo no podía estar en Blackwood Manor. Dorian Fenwick debía irse, o mandaría al diablo su juramento, y lo destrozaría con sus propias manos.     


28 comentarios:

Celia Cry4u dijo...

No puedo creerme lo que Christine ha dicho de Adam en su carta.... espero que eso solo sean rumores... y quien es el hombre ese por el que Adam se ha puesto así?
Sube pronto el siguiente capítulo.
Un abrazo
de Celia Cry4u, tu lectora

Dulce Cautiva dijo...

Hola!, pasaba a saludarte y decirte k ya comenzaron las votaciones en el reto tejiendo un cuento, ¿t pasas a votar?. Bueno, que pases un feliz Sábado!!!, bs

P.D.: Pronto me pondré a leerme tu historia, lo prometo.

Eli dijo...

No sé como puede Adam aguantar todo lo que dicen de él. El honor de un caballero debía de ser muy importante entonces, pero yo no lo permitiría.

Espero que Harriet pronto deduzca la verdad y vea como es de verdad Adam.

Escribe pronto ^^

ALBORADA dijo...

Luchar por ellos...

Por aquí me tienes, he estado mirando tu blog y no me esperaba encontrar algo así, desde que leí tu perfil me motivaron tus inclinaciones...Cumbres Borrascosas, uno de los primeros libros que leí, para nunca olvidar, al igual que Lo que el viento se llevó.
Emily Bronte y Mitchel Margaret, maravillosas escritoras...
Sabes, hay quienes me dicen mi forma de ver el amor es de siglos pasados, pero así lo siento y así lo amo.

Gracias por tu visita, me quedo a seguirte y te iré leyendo poco a poco.

Saludos

Lil dijo...

¡Hola!
Que conste que me leí el final del capítulo ayer por la noche, y me he estado toda la mañana recordándolo.
Me parece que hay muchos rumores sobre Adam que tarde o temprano Harriet descubrirá por su propia mano. Y todos esos nuevos inquilinos... algunos me tienen preocupada, y estoy segura que en el baile ocurrirán muchas cosas.
¡Espero impaciente ese dichoso capìtulo, me estoy consumiendo de intriga!
Muchos besos (y lotes de inspiración ;D)

Scarlett O¨Hara dijo...

Whau!!!, que capitulo tan emocionante,nuevos invitados en Blackwood Manor, y muchos más lios....me froto las manos ante tanta espectación jejejeje, puede que al fin Adam nos muestre que tiene sangre en las venas.
Me parece muy interesante el incluir a Miss Prince en la escena, seguro que dará mucho juego en el futuro. Como siempre, Felipe mediando como caballero, que mono que es!!!!
Saludos y esperamos el proximos capítulo:)

Citu dijo...

Uy pobre Adam y que relacion tiene con ese hombre? y por que desea hacerle dao. Cada vez esta m´s interesante tu relato. Te mando un beso y ten un buen fin de semana

AKASHA BOWMAN. dijo...

Bueno, está claro que la señorita Christine solo conoce una versión de la historia, seguramente la única que circula por los ambiciosos círculos de la alta sociedad inglesa y que siempre resulta más "sencillo" para una dama culpar de una ruptura al caballero en cuestión con tal de quedar ella libre de culpas morales. Dentro de lo que cabe es mejor ser la pobre repudiada, la ofendida, la mancillada... que la pelandusca libertina que engaña a su prometido ¿no? Desde luego Adam demuestra mucha gallardía y nobleza al no desmentir tales rumores, porque supongo que a esas alturas ya llegarían incluso hasta él. ¡Embarazar incluso a Jenna! ¡Vaya por Dios, si tendrá el caballero peor fama que nuestro amado lor Byron...! De todas formas el tiempo nos enseñará el camino, hay muchas intrigas que merecen la pena ser descubiertas...

¡Vaaaya, qué hermoso despliegue de caballeros frente a la entrada principal, con Lancelot incluído jejejjejejejejje! Desde luego falta hará que la señora Prince ejerza de moderadora con tanto galán suelto para tres damitas solteras.

Ese Dorian de cabello recogido parece que resulta un peligro y la antipatía que despierta en Adam me hace sospechar varias cositas, veremos pronto si mis cábalas son acertadas o no.

Felicitaciones milady por tan intrigante capítulo, nos quedamos con ganas de saber más (y personalmente de descubrir el pasado del señor Fenwick)

Besos infintos, querida

Anónimo dijo...

vero: whauuu!! q emosionante esta la historia....me muero por leer mas...

Eileen dijo...

CELIA, sí, concuerdo contigo, suena horrendo, no?? Pero en esas épocas, la sociedad vivía por y para los cotilleos. Vaya a saber uno lo que era cierto y lo que era fruto de la invención de las cotillas!!!!

Gracias por pasar! Un abrazo!

Eileen dijo...

ELI, el honor era muy importante en ese tiempo. Pero también, un caballero de alto rango social como Adam tendría buenas razones para permanecer en silencio, no crees??

Beso!!!!

Eileen dijo...

ALBORADA!!! Hola, sí, ni lo digas, que yo a veces me siento igual que tú. El amor era preciosa en esas épocas, el problema que para encontrar un hombre que piense lo mismo, es muy complicado hoy en día. Casi un imposible...!!

Bienvenida y espero que luego puedas volver a pasarte por aqui!!

Eileen dijo...

LIL, como siempre, agradezco enormemente tu apoyo. Jamás olvidaré que fuiste tu la que me dio el empujón que necesitaba para seguir escribiendo esta historia, y luego Akasha, con su alentadores comentarios.

Acepto esos lotes de inspiración con mucho gusto, mi querida dama!!!

Me temo que en estos momentos, todas las piezas ya se encuentran en el tablero, y llegó el momento de comenzar a ver cómo se mueven. También confio que nuestra intrépida Harriet logre descubrir la verdad en el pasado de Adam.

Miles de cientos de besos!!!!!!!

Eileen dijo...

SCARLET!!!!! Le estaba diciendo antes a Lil, que ella y Akasha han sido fundamentales para alentarme a escribir esta historia, pero me equivocado: tu también has sido un enorme apoyo, ya que estás desde los inicios de Blackwood Manor.

Felipe siempre intentará calmar los ánimos, como Julián, intentará siempre exacerbarlos. Nuestros hermanos Thograwn siempre unos caballeros ante todo.

Estoy de acuerdo, Adam se ha mostrado muy frío y descortés hasta, y su pasado escandaloso no ayuda mucho a apreciarlo como un caballero correcto. Pero ya veremos como reacciona ahora!!

Una vez más, gracias por estar aqui!!! Besos!!

Eileen dijo...

AKASHA, mi estimada amiga! Primero, que bueno verte por aquí, como siempre.

Y ahora, a tu comentario. Sin lugar a dudas, Christinne solo conoce una versión, o las varias y numerosas versiones inventadas por las cotillas de la sociedad, unidas en un sólo relato demasiado exacerbado como para ser cierto. Aunque cosas ciertas pueden haber, no?? Creo que pronto lo descubriremos. Harriet no se quedará tranquila hasta no saberlo todo jajajaj

En cuantoa Fenwick, esa un caballero un poco inquietante, es verdad. Y ya me imaginaba que sospecharía alguna cosilla, estaba esperando que lo dijeras, querida. Veremos si aciertas, aunque me da la sensación de que si.

Tantos caballeros en esta casa!!! Miss Prince necesitará todo un batallón de infantería para mantener las cosas en orden!!! Y veremos si ella también se salva de tanta amenaza varonil!!!

Cientos de abrazos Akasha!!! Vuelve cuando quieras!!!

Eileen dijo...

Querida VERO, una vez más bienvenida. Espero seguir cumpliendo tus expectativas, y poder subir luego otro capítulo!!!

Un cálido abrazo!!! Gracias por estar aqui!!!

Nadia dijo...

Hola! pues llegué a tu blog luego de ver que habías votado por mi continuación en el reto del club de las escritoras. no fue porque votaras por mi, fue por lo que dijiste en el comentario, me llamó la atención y votaras por quien votaras habría entrado de igual manera a tu blog.
Luego, cuando entré, amé el blog por completo y ya la corona fue ver que todo ocurre en londres!
Sueño con conocer Londres desde que mi profesor de historia del arte nos hablaba del los paisajes y el clima (nada con el profesor eh?). cuando lo escuchaba hablar me lo imaginaba y se me hacía tan romántico, y bueno alparecer tu hitoria lo es y mucho XD
prometo pronto pasar a leerla con mayor detalle.

Eileen dijo...

Jajjajaja no había pensado que fuera nada con tu profe, pero ya que lo mencionas..... jjajajja Londres es un lugar hermosisimo, mágico y lleno de historia. Es como si, en cierta manera, siguiera desarrollándose en una época pasada.

Es una verdadera sorpresa tenerte por aca!! Y espero que la historia te guste, en serio!!

Cariños,
Eileen

Dulce Cautiva dijo...

Para cuando el siguiente capítulo?. Me encanta tu historia bella, es fantástica!. Bien narrada, con buenas descripciones, estilo y una estupenda dramática... Sin dudas alguna es una buena obra, que engancha al lector en la primera línea... Felicidades!!!. Ahora falta k publiques pronto, jejeje, k kiero k Harriet descubra k Adam no es el sin vergüenza k dicen ser...

Pero veo k tendré k esperar... Saludos y buenas noches, muak!!!

Dulce Cautiva dijo...

Hola guapa!, ante todo desearte un lindo día y agradecerte k participares en el reto, tejiendo un cuento. Decirte que me lo puedes dejar (tu parte) o bien como un comentario en cualquier entrada (o los k hagan falta) o bien lo publicas aquí.

Sé que este blog es exclusivamente para tu historia, pero sólo sería por unos días, hasta que se acabara el plazo de votaciones (que seguramente será hasta el viernes de madrugada), así que el sábado podrías borrar la entrada k creastes con tu parte del reto.

La ventaja k tiene publicarlo en tu propio blog es k así la gente, tendrá k entar aquí para leerte y eso significa, más visitas, darte conocer mejor y hasta incluso puedes ganarte algún k otro seguidor...

En tus manos esta la decisión, tu eliges.

Un besazo y hasta pronto!, muak!!!

Anónimo dijo...

maria veronica: me encanta la historia... no puedo esperar hasta leer el proximo capitulo...,ya he recomendado a varias personas q len tu blog..espero q les guste tanto como ami..
ha tengo una duda??, en los mensajes no figura mi nombre como debo hacer generalmente aparezco como anonimo...

Eileen dijo...

MARÍA VERÓNICA: Gracias por pasarte por aqui, por comentar y por recomendar mi historia!! Pero por sobre todo, por decir que te gusta. Para mi es una enorme satisfacción!!

Para que aparezca tu nombre, cuando eliges la opción para comentar: pones Nombre/URL. Pones tu nombre, y sin necesidad de colocar URL alguna. Entiendes?? Cualquier duda, sólo debes decírmelo.

Besos!

narrador dijo...

ola

Eileen dijo...

Hola narrador!! Bienvenido a mi humilde hogar...a Blackwood Manor!!

Besazos

Anónimo dijo...

Bueno Eileen, son las dos de la madrugada en mi país y recién acabo de leerme de un tirón todos los capítulos, te felicito por tu inspirada historia y ya quiero saber más de todos los personajes.
Ni que decirte que llenaste esa hermosa mansión con algunos de los caballeros más atractivos:Richard, Giulio, Rupert, Henry y hasta Ben, qué reparto impresionante,eh? me gustó la forma en que presentas a los personajes y así uno ya los tiene en la mente mientras se suceden los episodios. Te felicito!la casa solariega es soberbia también, y muy adecuada.
La personalidad de los caballeros y las damas está muy bien definida y ya ansío verlos cruzarse, el conflicto de honor y amor de Adam está muy bien y me agradó la forma en que se conoció con Harriet, una muchacha apasionada y audaz por lo que veo.
Sofía, Agnes,Richard y Felipe no se quedan atrás tampoco.
Ahora ya puedo seguirte regularmente.
Un beso.
Jazmín.

Anónimo dijo...

YA !!!
me puse al dia con la historia, y quede intrigada sobre ese personaje que llago al final... Mr Dorian sera el causante de la desgracia de Adam????... supongo que mucho tien que ver......
pero como le dan tan malas apreciaciones de Adam a Harriet, espero que se limite a conocerlo antes de juzgarlo, solo ella le curara las heridas!!!.....
estoy relamente intrigada y espero tu proximo capitulo.... espero nos digas con que frcuencia o que dia van a ser la continuacion, para llegar a tiempo y no perderme nada....
un saludo
anabel

Eileen dijo...

JAZMÍN, bienvenidísima a Blackwood Manor. Tu visita es un honor, y también tu comentario. Que bueno que te haya gustado el elenco que interpreta a nuestros personajes en el relato. Resulta, sin lugar a dudas, estimulante. En especial, la atractiva partida masculina jajajajja

Cada personaje de esta novela tiene una particularidad, con un pasado y una visión de la vida distinta, convirtiéndose en un ser único e independiente.

Besos!

Eileen dijo...

ANABEL! Bienvenida! Dorian Fenwick, sin lugar a dudas, es un verdadero peligro. Y Adam lo odio con todo su ser, eso está claro.

He fijado días de publicación, para que lo sepas: LUNES Y VIERNES. Así estará todo más ordenado.

Mil cariños!